miércoles, 30 de noviembre de 2016

Jornada SEO negativo con Fernando Maciá

Fotografía de la jornada SEO Negativo con Fernando Macià - Fuente propia
Fernando Maciá


¿Tienes una página web y has oído hablar del SEO negativo? Pues este post te interesa porque resume la interesante jornada que ha impartido Fernando Maciá este pasado martes, 29 de noviembre en el Parque Tecnológico de Álava.

Antecedentes

Google siempre ha intentado ofrecer una serie de directrices  a los webmasters a lo largo de los últimos años para mejorar la calidad de los resultados, neutralizar el black - hat SEO y en definitiva, promover un SEO ético.

Podemos hablar de las actualizaciones previas como Brandy y Jagger -antes de que llegará para quedarse Penguin -, las cuales trataban de combatir el intercambio de enlaces. No obstante tras sucesivas actualizaciones de Penguin, Google implementa una serie de recomendaciones a través de Penguin para recompensar a las páginas web de calidad con la meta de atacar los esquemas de enlaces. De hecho, desde septiembre de este año, Penguin ya forma parte del algoritmo general de Google.

¿Qué supone Penguin?

Este algoritmo recomienda evitar que muchos links vayan de golpe a la página de inicio de una web o bien -entre otros motivos-, si el contenido no aporta valor añadido penalizará el posicionamiento de cualquier web. Todo ello abre una puerta a las prácticas de SEO negativo como por ejemplo, la creación de enlaces maliciosos para páginas web de la competencia, robo de contenido que aparece en páginas de juego o de contenido pornográfico o suplantación de personalidad.

Sin olvidar......

Que hay otras malas prácticas de antaño que han favorecido al SEO negativo como el linkbuilding hecho hace un tiempo, la compra o intercambio de enlaces, el plagio de contenidos con links internos, la redifusión de contenidos, robots - scrappers, la inyección de código o enlaces bienintencionados en teoría pero que Google los penaliza.

Por ello resulta conveniente realizar una auditoría de links

Que ayude a prevenir el SEO negativo y permita tener un buen posicionamiento a través de una serie de pasos:


  • Disponer del mayor número de links entrantes posible por medio de herramientas como Google Search Console, Majestic, Moz o SEMRush. Es una tarea que conviene realizar mes a mes para poder detectar los enlaces a tu sitio web. Resulta muy útil saber qué anchor text tienes respecto a tus palabras clave por las que quieres posicionarte. Unido a ello, ayuda mucho el descargar -desde Google Search Console-, la función de "más enlaces recientes" y/o "más enlaces de muestra" en una hoja de Excel.



  • Detectar links sospechosos -siempre hablamos con Google Search Console-, como por ejemplo; links que provengan de comentarios, foros,..., anchor text que estén fuera de la temática de tu página web, links de dominios extraños, enlaces desde directorios o en footers / sidebars.

  • Comprobar si se pueden corregir o no los enlaces. 



  • Y en caso contrario, informar a Google a través de la función "disavow" indicando los archivos entrantes malos a nuestra web en los que no tenemos nada que ver con ellos.

  • En caso último, si hubo acción manual, es útil solicitar una reconsideración a Google en la que le indiques qué has hecho específicamente es decir, qué acciones has llevado a cabo para prevenir el SEO negativo, quién lo ha hecho, enlaces a tu disavow,..etc.


Recomendaciones finales

  1. Procura eliminar el disavow de forma selectiva -puede que esos enlaces pudieran llegar a ser buenos para tu página web, así que ojo.
  2. Prueba las solicitudes con reconsideración sucesivas porque es muy probable que Google te acabe haciendo caso.
  3. Estudia los enlaces de ejemplo que ofrece Google.
  4. Profundiza en la poda de enlaces maliciosos.
  5. Hasta eliminar la acción manual.

¿Y luego?

"Monitorización continua (mes a mes) que al principio te llevará mucho pero que con la práctica te servirá para poder detectar variaciones así que comprueba, identifica, corrige y si no, al disavow".

Post Data 

Fernando Maciá nos ha hablado también de otro tipo de SEO negativo que debemos de tener en cuenta, factores como si la página web ha sido hackeada (pirateada) anteriormente, la velocidad de descarga, la manipulación de cabeceras http, la infección por envío de spam, content scraping o la inyección de malware.

Factores que pueden ser detectados por medio de herramientas muy útiles como ScreamingFrog que es una de las más veteranas del sector pero que siempre funciona como una "navaja suiza" como comentaba Maciá.

Y recuerda, procura actualizar el código de tu web / servidor, mucho cuidado con los plugings de WordPress porque es una fuente de entrada de SEO negativo muy frecuente, revisa (con frecuencia) el contenido así como tus páginas indexadas por Google o el tiempo de descarga de la página (siempre hablamos con Google Search Console). 

De hecho, páginas de Blacklist Check te pueden ayudar a saber si estás "en el lado oscuro" :) y si buscas algo sencillo las Google Alertas son de gran ayuda a través de introducir una frase de 8 o 10 palabras del contenido que hayas publicado y ver si te llegan resultados similares a esa frase, en caso afirmativo, estará muy claro que es un link malicioso.

¿Interesante, no?